El viacrucis de una enfermera colombiana que atiende pacientes con Covid-19 en California

Un alto número de pacientes con Covid-19 con necesidad de UCI y unos insumos cada vez más escasos, es el viacrucis diario que vive Julieth Araque, una colombiana que labora como jefe de enfermeras en el hospital San Dimas de California, Estados Unidos.
“Lo más difícil es sentir el miedo de que se acaben los recursos, como nos está pasando en estos momentos. Llegan muchas personas, el hospital no tiene espacio, la sala de espera ya no existe y son camas que se tienen que poner, camas en los pasillos”, aseguró.
Julieth viajó a ese país muy pequeña y gracias al apoyo de su familia logró cumplir el sueño de ser enfermera para salvar vidas, pero lamentablemente no pudo hacerlo con su padre, quien murió víctima del coronavirus.
“Fui a Colombia en marzo, esa fue la última vez que pude ir antes de la muerte de mi papá, para compartir con él lo que más podía, y después no pude regresar”, señaló.
En memoria de su padre y de los pacientes que no ha podido salvar, ha querido enviar este mensaje: “Es muy importante para mí que la gente entienda que esto no es un juego, que esto es una realidad, que la gente tiene que protegerse”.
Uno de los mayores temores que enfrenta a diario en el hospital es que se vayan a quedar sin ventiladores. En muchas ocasiones, ha tenido que asimilar la realidad de muchos pacientes que llegan suplicando por su vida.
“Es triste para mí verlo. En una hora y media llegan cuatro o cinco pacientes con problemas respiratorios graves, donde me miran a los ojos y me dicen ‘me voy a morir, qué voy a hacer, voy a morir’ y pues hay que ser realistas cuando ya ves unos rayos X”, contó.

La situación en Los Ángeles es tan crítica que las autoridades han ordenado que las ambulancias solo trasladen a pacientes que tengan posibilidad de sobrevivir.