Se fue William Rosado, Gladiador de los periodistas 

William Rosado guerreó hasta el final por su vida, pero no sobrevivió al Covid-19 se fue dejando un gran legado en el periodismo y un ejemplo de superación y de amistad. 

Por Yanitza Fontalvo Díaz

Todas las mañanas los oyentes de Radio Guatapurí, escuchaban una voz fuerte, diáfana que pese a las muchas malas noticias que leía, su timbre melodioso reflejaba esperanza, era William Rosado Rincones que murió esta madrugada del martes, tras las afecciones del Covid-19 dejando triste al periodismo vallenato.

William Rosado nacido en Valencia fue ejemplo de superación, locutor de una voz extraordinaria, que se profesionalizó en la Universidad Abierta y a Distancia, Unad donde se convirtió en un gran periodista y docente de esa institución académica, escritor, biógrafo de Calixto Ochoa con el libro el Mundo de Calixto y estaba ad portas de sacar su libro Gladiadores del Folclor, genial decimero, sensible cronista y su talento lo ejercía en el noticiero la Tribuna del Cesar y Vallenatos del Momento.

Era fundador de una admirable cofradía, una hermandad que formó al lado de Radio Guatapurí, el Club Bololó conformado por un grupo de periodistas que llegaban a departir atendidos por su propietaria Amparo, sus entrañables amigos Edgardo Mendoza, Aquiles Hernandez, Carlos Cadena, Jorge Laporte, Franco Gómez, Edilberto Castillo y algunos personajes fuera del periodismo como Antonio María Araujo y el desaparecido ‘Chuni’ Palmera, entre otros, hoy lloran al amigo que no solo se ganó su cariño, sino su respeto.

Hoy todo el periodismo vallenato al que le dejó un legado muy grande le embarga una tristeza infinita por la muerte de William Rosado, “y no pudo más el amigo de mi alma, tantos años que hoy parecen pocos, tantos momentos siempre felices, falló tu gran corazón, queda el recuero en nuestras familias y colegas de periodismo vallenato, cuanto dolor compadre, imposible olvidarte nunca”, escribió Edgardo Mendoza su amigo.

Edilberto Castilla manifestó, “a William lo conocí una tarde en 1992 cuando el Heraldo hacía la promoción de “Dónde está el Caimán”, llegamos con Juan Carlos Rueda y Patricia Parada, él estaba al frente de la consola en Radio Reloj en su programa Vespertina Vallenata. En adelante fueron muchos encuentros generadores de anécdotas y momentos gratos. Hoy se va William. La última vez que hablé con él, me dijo “hay que cuidarse Castillo, yo tengo miedo por esta vaina porque se está llevando grandes amigos. Unos días después resultó positivo de Covid”.

Los últimos días William Rosado los pasó en la clínica Alta Complejidad, víctima de esta pandemia, intubado, tras la impotencia de todos sus amigos, de su familia y de todo el pueblo vallenato que valoró ese gran profesional que se fue dejando un inmenso legado.