¿Petro, Duque o tú?

Por. Eduardo Santos Ortega Vergara

Colombia no va a cambiar en cuatro años, no por Petro, no por Duque, como gestión individual; pero si puede comenzar a cambiar mañana mismo, si tú le aportas a ese cambio. Si fueses hoy el candidato a dirigir el país que tanto quieres y del que tanto te preocupas, ¿qué le ofrecerías a tus compatriotas? Es la pregunta que hoy te trasladamos. Antes de responder, miremos entre otras muchas ofertas, algunas que esgrimen los actores o candidatos de hoy a solo seis días de la elección para ser elegido en segunda vuelta.

Petro nos ofrece: “Implementaremos cambios profundos en el modelo económico, a fin de enfrentar la crisis ambiental. Dinamizaremos la economía mediante el fortalecimiento de la agricultura, la reindustrialización desectores estratégicos, la transición hacia energías sustentables y la generación de cambio tecnológico. Es urgente superar el extractivismo que, acompañado de la tercerización de los sectores financiero, de transporte y de servicios, ha llevado al deterioro del aparato productivo, industrial y agropecuario nacional, provocando devastación ambiental, pobreza e inequidad”.

No entiendo mucho cómo hará esto, pero suena interesante; importante que no sea haciendo más reformas fiscales y ajustando el iva a más productos y que afecte más a los pobres que a los ricos.

Por su parte Duque nos ofrece, tocando solo el tema de educación: 1. Nutrición para los más vulnerables como base para el aprendizaje: un niño con hambre no aprende. 2. Necesitamos que todos los Colombianos puedan acceder a preescolares de alta calidad con profesores idóneos, allí, desde la primera infancia, se empiezan a zanjar las desigualdades que debemos superar. 3. No existirán en Colombia estudiantes de primera y de segunda. Todos tendremos jornada única. ¡Todos a las aulas, todo el día! 4. La educación media tendrá, en los tres últimos años de formación, titulación técnica en competencias afines con la vocación económica de cada región. En una mano el título de bachiller, en la otra el de técnico o tecnólogo. 5. Fortaleceremos el Sena y sus relaciones con el sector privado para que la formación

técnica se pueda realmente alinear con las necesidades de la economía. Suena también muy interesante, sencillo, manejable y potencialmente adecuado al desarrollo de un país como el nuestro.

De esto y de aquello, con las mismas palabras pero con diferentes caras se le ha ofrecido al país una y otra vez, nada nuevo señores. Nuestra democracia ha manejado la oportunidad desde el frente nacional, con liberales y conservadores, la U, centro democrático y póngale el nombre al partido o al movimiento político que quiera, la posibilidad de hacer de este país algo extraordinario, diferente y económicamente potente. Nada ha pasado, no hemos logrado avanzar, los objetivosde erradicar la corrupción han sido un fracaso total; la salud cada vez peor, la educación no avanza y etc. y etc. Seguimos sumergidos en el letargo y en la desesperanza. ¿Cómo cambiar? ¿Y qué tal si proponemos tu nombre? ¿Y la propuesta cual sería? ¿Qué ofrecerías de ser tú, el candidato a la presidencia de Colombia? Hagamos un ejercicio: idealizamos algunos elementos que nos ayudaría a ser el mejor presidente de este agobiado país: 1. No deleguemos responsabilidades en otros, si son las que nos corresponden. 2. Asumamos la responsabilidad de cambiar, sin pretender forzar al otro para que lo haga. 3. Queremos seres humanos responsables, empecemos ada uno. Haciendo buen uso de los bienes públicos, sin hacer a los demás lo que no nos gusta que nos hagan. Apropiándonos de losvalores y principios de urbanidad que nos ayudan a ser mejores seres humanos. 4. Respetando los semáforos y las señales de tránsito. 5. Respetando el paso peatonal, las filas en los bancos y en las entidades de uso público. Que cedan el paso a los peatones, a otros vehículos; necesitamos personas que pidan perdón y agradezcan, necesitamos personas que se amen a sí misma. 6. Personas que cumplan sus promesas y que no ofrezcan más de lo que pueden hacer. 7. Necesitamos seres humanos que no busquen únicamente subienestar; necesitamos personas que se salgan de su zona de confort; que la malicia indígena no sea una excusa para pasar por encima del más débil. 8. Colombia necesita personas que recojan la basura que encuentre, sin importar si es o no es suya. 9. Necesitamos personas que lean más. Y sean felices con las pequeñas cosas. 10. Necesitamos personas que quieran crecer y

desarrollar su potencial a través del estudio y que estén dispuestos a ponerlo a disposición de la comunidad menos favorecida. 11. Necesitamos personas que quieran hacer lo que predican, que su ideal no sea ver las series de televisión basada en la vida de narcotraficantes y asesinos.

Más que ofrecer en una campaña política la propuesta debería ser servir; hacer yo, así los demás no hagan. Hacer todo eso que se dice y que no sea un impedimento asumir responsabilidades. Se necesita esa persona que habita este país y esté dispuesta a dar lo mejor que tiene, así sea poco. Pero lo mejor. Que hagan más y se quejen menos. Este país necesita ejemplo, tú ejemplo. Personas que no juzguen sin saber, que no levanten el dedo acusador y soslayen intenciones de maldad contra su semejante. No necesitamos personas que critiquen y juzguen a los otros candidatos, ni a los que van a votar, ellos al igual que tú, piensan que son la solución y obviamente la mejor opción. Necesitamos gente honesta y transparente; personasque quieran aprender, formarse y desarrollarse en función de servir y dar más sin esperar tanto. Este país necesita personas correctas, tolerantes, amables y dispuestas. Si esas son tus características. Eres tú el presidente que necesitamos en este país en donde la revolución de las pequeñas cosas es el principal cambio que tanto reclamamos, y queremos inculcarle a los demás; dejándolo de lado en nuestro sentir. Así que ciudadano, tú y yo, este país necesita un presidente en cada uno de nosotros, entre todos podemos cambiarlo. En manos propia está esa responsabilidad, no hay mejor propuesta que aquella que podamos aportar cada uno, en fundamento a este ciudadano que idealizamos en los demás, como si la responsabilidad fuera de otro. No propia. Seamos cada uno el candidato que pretendemos ver en Duque o en Petro. De esta forma, no de otra, podremos cambiar a Colombia. Es nuestra responsabilidad. No de otro, señor presidente. Sólo Eso.

Un comentario sobre “¿Petro, Duque o tú?

  • el junio 14, 2018 a las 5:52 am
    Permalink

    Muy cierto, el cambio empieza por nosotros mismos

Comentarios cerrados.