“Queremos una navidad limpia, pero con los carro muleros es imposible”

Incesantes son las quejas que los habitantes de los barrios que rodean la avenida Adalberto Ovalle, en el occidente de Valledupar, realizan frecuentemente por causa de los problemas que les genera el depósito desmedido de basuras en vías públicas por parte de carro muleros y carretilleros.
“Ya no aguantamos más. Hemos escrito por las redes sociales a la empresa de Aseo del Norte, a la Secretaria de Gobierno, a los entes ambientales, al alcalde y se hacen los ciegos, sordos, mudos… Este problema es preocupante, en este sector hay muchos niños, tercera edad y otros que pueden salir afectados con diferentes enfermedades”, dijo uno de los afectados.
A través de estas imágenes captadas en la carrera 38 con calle 5B residentes de los sectores aledaños denuncian que aprovechando las condiciones del sector, inescrupulosos lo han convertido en un sitio de deposición de basuras causando con ello no solo que se dañe la imagen del sector, sino también que proliferen los malos olores, la cría de animales rastreros y ponzoñosos, además de mosquitos y otros insectos.

“Queremos pasar una navidad limpia, sana, pero con los señores carro muleros, carretilleros y demás, botando basuras, escombros, animales muertos, podas de árboles, y otras cosas, es imposible. Por eso exigimos y rogamos que alguien meta la mano en este asunto y frenen a estas personas”, dijeron los moradores.