Cuando la violencia ha tocado varias generaciones

Casos lamentables de secuestro y asesinato se repite en una misma familia, los Hernández Hinojosa que se han levantado del temor y la tristeza para armar una fortaleza de valor.

Por Yanitza Fontalvo Díaz

Graciela Hernández Hinojosa, es una mujer valiente, líder del departamento del Cesar, fue directora del Icetex, Asesora de Paz del y Directora de Tránsito Municipal, entre otros cargos importantes, pero carga en su corazón heridas que sólo su fortaleza en Dios y una férrea voluntad por salir adelante las ha podido soportar y es el hecho de haber tenido en su familia hechos de violencia repetitivos desde sus ancestros.

La historia comenzó hace más de 100 años, con su bisabuelo el general Sandalio Rodríguez, quien luchó en la guerra de los ‘Mil Días’, fue asesinado en cautiverio y encontrado muerto en el río Maracas, jurisdicción de Becerril; su sable fue encontrado en el corregimiento del Desastre, San Diego, un pacifista que pedía mediante una carta, deponer las armas y por el que pedían 1.500 pesos de rescate, sin embargo no salió vivo del secuestro.

Cuenta Graciela Hernández, “Ha sido muy fuerte para nuestra familia tener que convivir con los casos cercanos a la violencia, cuando tenía cinco años, mi madre fue víctima de un secuestro en avión que tomó después de una cirugía en Medellín y lo desviaban hacia Cuba, pero al no tener suficiente combustible aterrizaron en Cartagena, allí un joven logró entrar a la cabina y logró desarmar al secuestrador”, pero las autoridades balearon el avión y su madre se salvó de morir cuando le rozó en el cuello una bala de fusil.

La violencia también llegó hasta su tía, Marilis Hinojosa, quien fuera juez de Becerril cuando fue asesinada, un caso muy sonado que las autoridades aún tienen en investigación. Su hermano, Carlos Darío Hernández, también fue retenido, pero no ha detenido su camino, hoy es propietario de la línea de buses Costa Line y sigue emprendiendo para la región.

Y como si fuera un estado cíclico, el dolor regresa, Jairo Hernández, tío de Graciela, fue secuestrado y asesinado en cautiverio, cuando sus hijos llegaron a llevar el recurso que le pedían, el grupo armado que lo tenía se percató que las autoridades estaban cerca y lo mataron.

 Irónicamente su sobrino, del mismo nombre, tendría el mismo destino, Jairo Hernández Hinojosa, hermano menor de Graciela, fue secuestrado por las autodefensas en el 2002, en ese momento era el hombre de confianza del gobernador de entonces, Rafael Bolaños, pero pese a los esfuerzos para conseguir el rescate, siete meses después fue asesinado.

“Esta muerte desencadenó una serie de sufrimientos, en nuestra familia, teníamos una conexión fraternal muy grande, cuando murió, no sólo lo perdimos a él, también a sus hijos, nuestros sobrinos que tenían cinco y siete años, tuvieron que partir a un país lejano, ellos siguen añorando el haber tenido que separarse de su entorno, ya son unos hombres y nosotros no los volvimos a ver”, reiteró Graciela.

“Mi madre aún no se recupera, tal vez haciendo huyendo del recuerdo su mente se ha perdido a causa del dolor, no tuvimos la reparación acostumbrada para las víctimas, cuando le hablaban a mi madre del tema decía, ‘Mi hijo no tiene precio’, eso no cambiaría su padecimiento”, puntualizó.

Pero no ha sido fácil, “para nosotros perdonar a esas personas que tuvieron que ver con el secuestro y asesinato de mi hermano en cautiverio, tenía un futuro brillante, era un hombre amoroso, extrovertido, alegre, por su dedicación iba a llegar muy lejos, su vida fue truncada”, esto generó en Graciela, amargura, odio y rencor, pero refugiada en Dios, hace el ejercicio de recordar sin rencor, “me siento una persona tranquila con ánimo para salir adelante”, dice.

Hoy vive con paz en su corazón, acompañada de su mascota ‘Marta’, una perra callejera que adoptó con cinco cachorros, y quien le dio el cariño para entender que el amor todo lo cura, “Marta es mi compañera, siempre está cerca de mí, es el miembro de mi familia más fotografiado y en cada parto pido más requisitos que el Bienestar Familiar para entregar sus cachorros, es entrega de parte y parte”, agregó.

Recuerda que en su cargo de Asesora de Paz, del departamento, tuvo que ayudar a muchos ex combatientes de las autodefensas, el grupo sindicado de asesinar a su hermano, “fue una prueba de Dios, pero me sirvió para mi sanidad interior, hoy creo en la paz”, indicó.

Las oraciones para que su familia sea protegida no faltan en su casa, levanta bandera de victoria y sigue emprendiendo junto con su único hijo, proyectos como parques didácticos para que los pequeños conozcan las normas de tránsito, aportan a un futuro de paz para nuestro territorio.

10 comentarios sobre “Cuando la violencia ha tocado varias generaciones

  • el abril 2, 2017 a las 8:16 pm
    Permalink

    bis nieto de sandalio rodriguez sandalio era hermano de mi tatarabuela clemencia rodriguez de saltaren mi bisabuelo nemesio saltaren rodriguez papa mencho peleo en la guerra de los mil dias junto a su tio sandalio rodriguez

    Respuesta
  • el marzo 31, 2017 a las 9:53 pm
    Permalink

    Gracias a Midiario.co, permitió que a través de este importante medio virtual, pudiese expresar con mucha paz en mi corazón la tragedia por la que ha padecido mi familia y yo. El dolor que causa la violencia no debe repertirse. Nuestros hijos y nietos no merecen que haya más violencia. Los colombianos que hemos sido víctimas estoy plenamente convencida que no quieren más guerra. La guerra no hace sólo con balas, la guerra se hace con nuestras actitudes revanchistas, promoviendo el odio que no a más que justificar la violencia.
    A midiario.co, Yanitza Fontalvo periodista y Hernando Vergara, Gracias por el artículo, logrado por el relato de tantos episodios de dolor por la que ha atravesado mi familia.
    Igualmente gracias a todas las personas que me han expresado su solidaridad y expresiones de cariño por difetentes medios, y que aun quienes siguen enviando mensajes. La felicitación a Midiario.co por lograr este artículo que ha movido las fibras de los sentimientos a muchas personas . Creo en la paz y me considero una persona constructora de Paz.

    Respuesta
  • el marzo 30, 2017 a las 8:52 am
    Permalink

    Chela el lazo que nos une es más fuerte que el correr una misma sangre por las venas, tu madre que la considero mía también y mi madre, amigas entrañables nos dejaron el inmenso amor y la fortaleza que nos caracteriza.

    Respuesta
    • el marzo 31, 2017 a las 10:11 pm
      Permalink

      Mi querida Icha, así es. La amistad sincera a incondicional fue lo que viví y me dieron como ejemplo mi madre y su amada amiga Emilia Mendoza. Más Que amigas fueron hermanas.

      Respuesta
  • el marzo 30, 2017 a las 12:11 pm
    Permalink

    Buen dia. Dtra Graciela, felicitarla por su fortaleza y por ese gran amor por las mascotas .

    Respuesta
    • el marzo 31, 2017 a las 10:08 pm
      Permalink

      Gracias Javier por tus palabras. Me encantan los animales, lo cual fue apoyado por mis padres desde pequeña. Amo y respeto a los animales.

      Respuesta
  • el marzo 30, 2017 a las 10:56 am
    Permalink

    Chela, amiga querida, no tenia conocimiento de la “totalidad”de atrocidades en contra de tu familia.
    Se necesita una fe viva y tener a Dios en nuestro corazón para perdonar tanto, gracias a Él lo lograste. Justo y necesario. Sólo asi descansan tus seres queridos y vives tu la plena paz interior que mereces y necesitas.
    Qué buen refugio tuviste, Dios, sigue apoyándote en El.
    Bonito y sentido artículo mis felicitaciones. Un solidario y fraternal abrazo.

    Respuesta
    • el marzo 31, 2017 a las 9:57 pm
      Permalink

      Gracias mi querida amiga. Así es, sólo Dios nos da la. fortaleza y la curación de heridas que causan mucho daño.

      Respuesta
  • el marzo 30, 2017 a las 3:30 am
    Permalink

    Indudablemente, con el asesinato del amigo Jairo Hernandez H, se truncó una esperanza; todos esperamos que hechos como estos no se repitan mas.

    Respuesta
    • el marzo 31, 2017 a las 10:04 pm
      Permalink

      Mi estimado Crispin Rodríguez tienes toda la razón. Mi hermano fue víctima más. Por la Paz en nuestro país y los derechos de nuestros hijos y nietos y en honor a las victimas propiciemos espacios generadores de Paz.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *