Masiva despedida a El Gran Martín Elías

Entre aplausos, llantos y vivas a Martín, fue trasladado el féretro hasta el cuerpo de Bomberos, la multitudinaria caravana iba interpretando sus canciones.

Por Yanitza Fontalvo Díaz

 

El último adiós a Martín Elías Díaz hasta su última morada, el cementerio Jardines del Ecce Homo, se cuenta como la más multitudinaria ocurrida en Valledupar, superando la de Kaleb Morales, Consuelo Araujo, incluso la de su padre, Diomedes Díaz.

Ríos humanos se agolparon desde la salida del Parque de la Leyenda, no se hicieron esperar las ventas de afiches, camisetas, gorras, y como habría imaginado el ‘Cacique de la Junta’ al describir lo que sería su entierro, ahí se encontraba el del agua,  los ‘cholados’, dulces, chitos, agua, bolis y los mangos, para Diomedes Díaz describió el sepelio de su hijo.

La despedida inició hacia las 9:00 am en el Parque de la Leyenda, Los oficios religiosos estuvieron a cargo del pastor Miguel Pérez, luego se dio paso a las notas del estilo como homenaje póstumo por parte de la Gobernación del Cesar, la Alcaldía de Valledupar, la Asamblea Departamental, el Concejo Municipal y el reconocimiento de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata.

Entre aplausos, llantos y vivas a Martín, fue trasladado el féretro hasta el cuerpo de Bomberos, encabezado por sus hermanos, Rafael Santos, Diomedes de Jesús, Luis Ángel y los integrantes de su conjunto, la multitud los siguió hasta el cementerio en una lenta caravana a pie, mientras interpretaban sus canciones.

Rafael Santos visiblemente conmovido, con gorra y camisa amarilla con el rostro de su hermano, sacó ánimo para manifestar a la entrada al cementerio unas emotivas palabras agradeciendo la compañía y asumiendo junto con su familia la responsabilidad de continuar su legado, “les pedimos a su  fanaticada que nos den la fuerza, porque no sabemos como vamos a soportar esto, gracias porque me quisieron a Martín”.

“He venido desde San Basilio de Palenque a despedir a Martín Elías porque su música me alegraba mi alma”, manifestó Hipólita Casiani, que hace parte de esa fanaticada anónima que llegó desde Cúcuta, Cartagena, Barranquilla y todos lugares del país para acompañar al joven cantante.

Para Orlando Liñan artista que interpretó a Diomedes Díaz en la novela sobre su vida la dinastía no termina, “habrá Martín Elías para rato, los días tienen como 30 artistas dentro de la familia que recogerán esa obra de Martín Elías”.

Martín Elías queda para la historia, como esos amores cantados para Dayana Jaimes, su esposa que se observaba con el corazón destrozado quizás imaginando qué le dirá a Paula Helena cuando sin comprender pregunte por su papá; al igual que esa tristeza infinita que reflejaba su madre Patricia Acosta y el desconsuelo de sus hermanos y su pequeño Martín Elías Jr.

Martín dio mucho en tan poco tiempo, quedan unos seguidores huérfanos que no se querían ir del cementerio para no dejarlo solo, mientras un saxofón sonaba con la melodía de la canción ‘La Doctora’ que tanto le gustaba. “No merecía irse tan temprano, era un gran ser humano que todos querían”, gritó una mujer con el rostro enjuagado por las lágrimas.

 Dios lo reciba en su reino.