Mattos niega estar detrás de ‘conspiración’ contra el Fiscal General

El empresario investigado por el caso Hyundai, Carlos Mattos Barrera, quien actualmente está en España, expresó a través de un comunicado que no hace parte “de ninguna conspiración” en contra del fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez.

El Fiscal ha sido blanco de fuertes cuestionamientos por la revelación de unos audios de conversaciones que tuvo con el difunto controller de la Concesionaria Ruta del Sol, Jorge Enrique Pizano.

Cómo funcionaría la Fiscalía ad hoc que propone la Procuraduría
Crece el debate sobre un fiscal ‘ad hoc’ para el caso Odebrecht
Familia de Pizano exige revelación total de grabaciones con Martínez
Piden inhabilitar a Odebrecht por 20 años para contratar con Colombia
Estos audios han puesto en tela de juicio la imparcialidad de la Fiscalía para llevar a cabo las investigaciones por el caso Odebrecht en Colombia, pues a Martínez le han reclamado que desde antes de ser Fiscal General conociera, porque se lo dijo Pizano, sobre presuntas irregularidades en la contratación de Ruta del Sol.

El propio Fiscal afirmó en los últimos días que la persona que “ha movilizado” todo el escándalo para “desprestigiar a la Fiscalía” está imputada por corrupción, sin mencionar un nombre en particular, y que era la misma “que hizo contactos en Estados Unidos” para que el fallecido ingeniero Pizano fuera a declarar allá.

Al respecto, Mattos negó rotundamente que él tuviera algo que ver con el escándalo y
agregó que Guy Lewis y Leo Arreguin son parte de su equipo de defensa “y me vienen acompañando desde hace unos años cuando inició mi proceso con la Hyundai, en momentos en que Néstor Humberto Martínez era mi abogado y hacía también parte de mi equipo de defensa”.

Actualmente el empresario es solicitado por la justicia colombiana para que responda por varios delitos.

Según la investigación de la Fiscalía, el empresario habría utilizado maniobras para que un juez ordenara medidas cautelares que favorecían a la empresa Hyundai Colombia, liderada por él. Tras 23 años de representar a la marca coreana, la casa matriz decidió entregar esa condición a una firma de Ecuador.

La Fiscalía le imputó a Mattos, en condición de persona ausente, los delitos de utilización ilícita de redes de comunicaciones, acceso abusivo a un sistema informático, daño informático y cohecho.

La Interpol ya emitió circular roja contra el empresario para que sea buscado en por lo menos 150 países del mundo y la Fiscalía solicitó al gobierno de España que, una vez capturado, extradite al empresario a Colombia. Tomado de ElTiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *