Unidad para las Víctimas y el Icbf articulan esfuerzos en el Magdalena Medio contra el reclutamiento de menores

En una reunión de las dos entidades, se acordaron acciones de prevención del reclutamiento de Niños, Niñas y Adolescentes (NNA), así como la permanencia de un profesional de tiempo completo en las instalaciones del Centro Regional de Atención a Víctimas (CRAV), que abrirá próximamente sus puertas a la población sobreviviente en el Magdalena Medio.
En las instalaciones de la dirección territorial de la Unidad para las Víctimas en el Magdalena Medio, se desarrolló un encuentro de articulación entre la Unidad para las Víctimas y funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.
La reunión tuvo como finalidad revisar los proyectos en los que convergen ambas entidades para poder trabajar de forma articulada con el propósito de beneficiar a la población víctima de esta zona del país, puntualmente proyectos que apuntan a la prevención del reclutamiento de Niños, Niñas y Adolescentes (NNA).
Para la directora territorial de la Unidad para las Víctimas en el Magdalena Medio, Amparo Chicué Cristancho, “esta articulación es muy importante, puesto que uniendo esfuerzos se da respuesta precisa y oportuna a los sobrevivientes del conflicto. Es fundamental establecer una hoja de ruta para trabajar el tema de prevención al reclutamiento de NNA y como ya es sabido el Centro Regional de Atención a Víctimas (CRAV) en Barrancabermeja tiene previsto operar aproximadamente en los meses de septiembre y octubre, y la idea básica es consolidar la oferta del ICBF en este CRAV, teniendo un funcionario de esta entidad, en tiempo completo, atendiendo a las víctimas de la región del Magdalena Medio”, anunció.
Por parte del grupo sicosocial de la dirección territorial de la Unidad para las víctimas en el Magdalena Medio, también se socializó la Estrategia de la atención con enfoque y acción sin daño, con el fin de dar a conocer a los funcionarios participantes la forma de atención, teniendo como premisa las necesidades de la población y el trato que se debe tener hacia ellos.
Finalmente se estableció la necesidad de hacer articulación en otros municipios como Cimitarra y Puerto Wilches, para desarrollar reuniones técnicas con los profesionales de los otros Centros Zonales del ICBF, como son La Floresta y Yariguíes, que operan en Barrancabermeja.
(Fin/JARN/DFM/LMY)