Entidades definen atención humanitaria de 2019 en Colombia

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la Unidad para las Víctimas, la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), cooperantes internacionales y representantes de los equipos locales de la ONU, desarrollan el taller HNOV 2019 en Bogotá, para coordinar la atención humanitaria en Colombia de las víctimas de doble afectación y triple afectación.

La doble afectación hace referencia a las víctimas de desastres naturales que viven en zonas de conflicto, a esto se le suma la triple afectación con el fenómeno de la migración de la población venezolana que llegan a Colombia y forma núcleos familiares mixtos entre colombianos y venezolanos.

Ramón Rodríguez Andrade, director de la Unidad para las Víctimas, expresó que “el objetivo de este taller es lograr una coordinación en la atención humanitaria que se lleva a los territorios para garantizar la atención a las víctimas y generar un impacto en la población. En la Unidad trabajamos bajo el Proyecto Esfera que rige el tema de atención humanitaria a nivel mundial con estándares internacionales. Sin embargo, nosotros realizamos ajustes a las minutas por enfoques diferenciales”.

La población con mayor índice de vulnerabilidad son los grupos étnicos, las mujeres, niños, niñas y adolescentes, por esta razón la ayuda humanitaria se maneja con enfoques diferenciales, lo que permite que las organizaciones puedan ofrecer una capacidad de respuesta a las victimas enfocada en sus necesidades y costumbres.

Durante el taller los representantes de los equipos locales se reunieron por regiones para identificar las necesidades puntuales en su territorio, el nivel de riesgo y el impacto del desplazamiento masivo. De acuerdo con esto se realiza un mapeo por categorías y se definen las zonas de priorización sectorial nacional para brindar la asistencia humanitaria.

Nicolás Mayr, Oficial Nacional de Coordinación de la OCHA, contó cómo se realiza la priorización de atención humanitaria: “Hemos realizado 12 talleres regionales donde tenemos equipos locales de coordinación que son los que concentran las agencias de la ONU y que hacen parte del Equipo Humanitario de País, ellos presentan su percepción sobre la situación en el territorio con base en su conocimiento y el trabajo local, pero apoyados en los índices de desplazamiento y de violencia armada que nos ayudan a tener un mejor análisis”.

El Gobierno Nacional a través de la Unidad para las Víctimas es el principal actor humanitario en el país y para poder garantizar la atención a las víctimas y comprendiendo las lógicas de las comunidades, la limitación de movilidad y las restricciones de acceso en algunos territorios, garantiza la seguridad de quienes prestan la asistencia humanitaria mediante la fuerza pública y la verificación de ingreso a la zona con las Juntas de Acción Comunal.

Cuando no se puede ingresar al territorio por motivos de seguridad, se busca una articulación con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para que sean estos quienes brinden una primera asistencia. También se trabaja de la mano del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) con el fin de proteger a los desplazados por el conflicto armado.

La asistencia humanitaria puede variar según las necesidades de cada territorio: unas pueden ser de subsidiariedad en especie, alimentarias y de nutrición, otras, sanitarias y médicas, de agua y saneamiento, de protección y de prevención de catástrofes.