A la cárcel, envían a pastor presuntamente vinculado al crimen de universitaria

El pastor de la iglesia evangélica, Cristo La Roca, Andrés Quejada Santos, fue vinculado formalmente a la investigación por el asesinato de la joven universitaria, Nataly Salazar Ruiz, hecho ocurrido el 3 de diciembre de 2016.
 
Tras su captura, el pastor fue puesto a disposición del Juez Primero Penal Municipal Ambulante con función de Control de Garantías, quien en audiencia realizada en horas de la noche de ayer el viernes 15 de septiembre, determinó imponerle medida aseguramiento intramuros.
El líder religioso asegura ser inocente y no tener nada que ver con el crimen de la joven no obstante, la Fiscalía lo señala como presunto coautor de este delito, por el que también están privados de la libertad otros dos sospechosos.
 
Su captura se produjo en la noche del pasado jueves 14 de septiembre, en la congregación que dirigía, justo después de haber regresado de la ciudad de Medellín, dónde se encontraba.
 
El asesinato de la joven Nataly Salazar Ruiz, fue una de la serie de investigaciones priorizadas, por orden del propio fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez.
Este caso se remonta al 3 de diciembre del año 2016, cuando el cuerpo de la joven fue hallado en cercanías de la laguna de oxidación nororiental, con signos de abuso sexual y violencia.
 
Cuatro meses después del asesinato de la joven, fueron capturados José Peñata Herrera y Ángel David Sánchez Tordecilla, señalados de haber participado en el crimen, sin embargo, las autoridades en ese momento aseguraban que aún faltanban por capturar a dos personas más
 
En este caso el testigo clave ha sido un hombre con limitaciones de habla y escucha, quien cuidaba carros en el barrio la Castellana, cerca del lugar donde fue hallado el cuerpo de la universitaria y quien esa madrugada, como era su rutina, pasaba por el sitio cuando observó lo que hacían con la joven en la laguna de oxidación.