El Guatapurí toma agua

Las lluvias en la cuenca alta del Río Guatapurí traen creciente. El río se alimenta de las vías lluvias y aumentan su caudal su fuerza no tiene límites y aunque existe peligro es así como le gusta verlo a los que admiran esta cuenca que existe como un regalo a los vallenatos, imponente, incapaz de detenerse y arrasando con todo lo que esté a su paso. Una leyenda inspiración de muchas canciones que han inmortalizado su nombre, cuando el Guatapurí se crece, al sentir mi pasíon se calma, así le canta el poeta. Foto Hernando Vergara