Cuidado con las cometas

Las brisas decembrinas traen la alegría de la Navidad en la que los niños son los más felices porque pueden realizar otra entretención, las tradicionales cometas que se elevan con los anhelos de esos muchachos que quieren volar y lo hacen a través de la destreza de estos elementos que mientras se ‘cobra’ o se le ‘da hilo’ como es la jerga del juego, deben tener cuidado con los alambres de la energía que puede acabar con sus sueños. A volar cometa, pero con mucho cuidado. Foto: Hernando Vergara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *