En 95 Centros de Vida se atienden 13.100 adultos mayores del Cesar

En medio de una jornada llena de alegría y de diversas actividades recreativas, el Gobernador Luis Alberto Monsalvo y la Primera Dama Cielo Gnecco de Monsalvo, dieron inicio formal en el corregimiento de Mariangola, al programa Envejeciendo con Amor, con el que se atienden 13.100 mil adultos mayores de 60 años de los 25 municipios del Cesar.

Los adultos mayores de este corregimiento de Valledupar, disfrutaron de una jornada de actividad física musicalizada dirigida por los monitores del programa departamental Cesarenses Activos y Saludables y degustaron un especial almuerzo en uno de los 95 Centros de Vida dispuestos en todo el departamento, donde podrán desarrollar actividades lúdicas, recreativas, deportivas, psicosociales, culturales, formativas y nutricionales, guardando todas las medidas de bioseguridad.

“Nuestros adultos mayores siempre han sido muy especiales para nosotros. No podemos desconocerlos, no los queremos ver olvidados en las casas, sino que queremos que tengan una vida activa. Aquí, guardando todas las medidas de bioseguridad, vamos a garantizarles sus derechos, esperando además, que esta iniciativa siga creciendo”, expresó el Gobernador Monsalvo.

Los Centros de Vida han sido diseñados para que estos 13.100 adultos mayores del Cesar, puedan tener una vida digna y autónoma; son espacios para desarrollar su creatividad y fortalecer sus competencias en lo social y espiritual, al tiempo que se alimentan de manera sana y disfrutan de encuentros intergeneracionales con sus familias.

Ángel Sarabia, uno de los beneficiarios, dijo que se siente muy contento de saber que desde la administración departamental se preocupan por las personas de la tercera edad. “Agradecemos de corazón la existencia de este programa porque nos hace sentir importantes, aquí somos muy felices”, expresó.

Por su parte, la Primera Dama del Cesar, Cielo Gnecco de Monsalvo, aseguró que desde la administración departamental se le brindará todo el apoyo que ellos necesitan “Tengo el corazón arrugado de felicidad, yo no tuve la dicha de tener abuelos, mis padres muy jóvenes murieron, por eso para mí, es un placer poder tenderles la mano con el calor humano que ellos necesitan y eso es lo que les vamos a brindar”.

 

Envejeciendo con Amor genera 295 empleos directos y 50 indirectos, lo que permite tener dispuesto un grupo amplio de colaboradores que se encargan de desarrollar cada una de las actividades realizadas, preparar sus alimentos, atenderlos de manera oportuna y cuidar por su salud.