Judicializados tres patrulleros investigados por homicidio de un joven futbolista en Cartagena

Los uniformados habrían reportado que el menor de edad pertenecía a una pandilla y,
supuestamente, los había atacado con un arma artesanal; sin embargo, las pruebas de
balística evidenciaron que el artefacto no era apto para disparar.
Por el homicidio de un futbolista menor de edad ocurrido el 24 de agosto último, en el barrio
San Francisco de Cartagena (Bolívar), un fiscal de la Dirección Especializada contra las
Violaciones a los Derechos Humanos presentó ante un juez de control de garantías a tres
patrulleros de la Policía Metropolitana de esa ciudad.
En audiencias concentradas, la Fiscalía imputó a los uniformados los delitos de homicidio
agravado, favorecimiento al homicidio y falsedad en documento público. Los cargos no
fueron aceptados por los procesados, quienes recibieron medida de aseguramiento
intramural.
Los afectados con la decisión son: Octavio Darío Porras Vides, Iván Darío Olivo De Ávila y Juan
Esteban Gómez Ricard.
La investigación da cuenta de que el día de los hechos, el patrullero Olivo De Ávila, al parecer,
golpeó al menor de edad sin justificación alguna. Posteriormente, Porras Vides le habría
disparado con el arma de dotación. Los tres uniformados en el reporte oficial señalaron que
la víctima hacía parte de una pandilla y les había disparado con un arma artesanal, la cual
fue sometida a cadena de custodia por el patrullero Gómez Ricard.
Testimonios y diferentes labores de policía judicial evidenciaron que la versión de los
patrulleros sería falsa. Por ejemplo, las pruebas periciales de balística concluyeron que el
artefacto hechizo que, supuestamente, usó el adolescente no era apto para disparar.